Crónica de una exposición anunciada II

El sábado pasado se inauguró «Por puro amor», la pequeña muestra colectiva en el cual participé al lado de otros jóvenes talentos del municipio. Esta exposición fue efectivamente por puro amor, por puro amor a lo que hacemos, a nuestro pueblo que tanto aire fresco necesita; en medio de este triste panorama sanguinario, fomentar el arte en nuestros jóvenes es una gran necesidad, exponer es una especie de droga que un artista alguna vez llega a necesitar, y en mi caso, pintar o dibujar lo es aún más, cuando te dejas llevar extasiado por plasmar tu propia realidad, llegas a sentirte poderoso, un lápiz o un pincel llega a ser más penetrable que la bala de una pistola, el trance al momento de crear, vomitando todo tu amor, o todo tu odio, quiero pensar que es una sensación impulsiva muy similar al impulso de disparar un gatillo presa de mil sentimientos encontrados; pero nuestro disparo no daña a nadie, al contrario, convierte tanto los buenos sentimientos como los malos, en belleza pura, en algo que otra persona admirará, en algo que otro amará, una creación que ha salido de nuestra alma nos puede llegar a marcar de diferentes maneras, para toda la vida, esta es su magia y todos podemos ser parte de ella. Elegir entre alguna de estas armas, es una opción, y aquí es igual de fácil encontrarse cara a cara con ambas. Me siento muy contento y respeto a muchos otros compañeros que están en diferentes puntos del estado, esforzándose para demostrarle a la nueva generación que todavía hay esperanzas, que no todo está perdido. Una vez más gracias también a todos los amigos, conocidos y personas que sin conocernos se dieron tiempo de darse una vuelta por la expo.

2 thoughts on “Crónica de una exposición anunciada II”

  1. me alegro enormemente de que dispares amor, con tu obra, con tus hermosos dibujos, contribuyendo, junto con tus colegas artistas, a hacer el mundo mejor. felicidades por la exposición!

Deja un comentario