Poco a poco

Cuando vamos olvidando, poco a poco volvemos a ser nosotros mismos. El amor nos cambia, aunque lo neguemos. Tiene que ser así. Porque buscamos ser perfectos para esa persona, aunque no lo seamos. Cuando eso ya no se puede dar, no hay mejor recompensa que recuperar nuestra originalidad. Nos regresamos más limpios, con más sangre, con más fuego en el corazón, con más valor, con más hambre de todo.

Deja un comentario